Corbatas Azules

Elegir corbatas azules podría suponer una excelente inversión, tomando en cuenta que este color en particular aporta una apariencia clásica de profesionalismo, y son también capaces de trasmitir distintas sensaciones en función al tono de azul con el que estén fabricadas. De esta manera, siendo el color azul una de las decisiones más seguras, se pueden obtener múltiples estilos que van desde una imagen suave e introspectiva a través de tonos sutiles, pasando por un azul real para destacarse de una manera especial, hasta llegar a arriesgarse con azules oscuros que aportarán fiabilidad y confianza.

Sea la tonalidad que se decida vestir, los cierto es que las corbatas azules no pueden fallar en ningún caso, simbolizando tranquilidad, integridad y proyectando una buena imagen del que la porta.

Elegir correctamente corbatas azules

Recomendables, sin duda, para el ámbito laboral o presentaciones de trabajo importantes, es conveniente señalar que, entre expertos, elegir la corbata adecuada resulta clave en la construcción de la imagen formal del hombre. Las corbatas son capaces de definir el buen gusto de una persona, por lo que, aunque parezca tarea fácil es fundamental no sólo prestar atención al material de la corbata, su diseño, forma y tamaño, sino también a la forma de llevarla. Lo básico, eso sí, es que primero debe elegirse la camisa. Luego viene la corbata.

Corbatas Azules

Material y diseño de las corbatas

  • En relación al color la elección es bien sencilla, por norma general el color de la camisa y la corbata debe complementarse e ir siempre en sintonía, y bien la intensidad del color puede diferir para destacar más; por ejemplo, combinar azul claro y azul oscuro en camisa y corbata respectivamente.
  • En cuanto al material, una corbata de seda nunca presenta arrugas, la tela en que se ha confeccionado permite que una vez que se ha realizado el nudo, la corbata cuelgue libre y sin arrugas.
  • El tamaño de la corbata también será un aspecto a tener en cuenta a la hora de decidirnos por una u otra. Por lo general, en los últimos tiempos la tendencia es usar corbatas que aporten un aspecto proporcionado y estilizado.
  • El diseño y estampado debe ir siempre en contraste con la camisa que hayamos elegido manteniendo una concordancia en cuanto a tonalidades. Por ejemplo, si tenemos una camisa a rayas no podemos combinarla con una corbata con el mismo tipo de rayas, en todo caso éstas deberán ser siempre más gruesas que las de la camisa.

La forma correcta de llevar una corbata

  • Se debe elegir un nudo pequeño para la corbata si la camisa es de cuello estrecho, mientras que los cuellos anchos deben ir con un nudo grande. Se debe asegurar también que el nudo reposa justo encima del botón superior de tu camisa sin que el cuello de esta quede fruncido.
  • De manera general, una corbata deberá medir entre 5.5 y 10 cm de ancho, aunque esto estará en dependencia de la fisonomía. Si eres una persona de constitución gruesa, debes elegir una corbata ancha, sucede lo mismo de modo contrario.
  • Para buscar un estilo más tradicional, el truco consiste en elegir una corbata con el mismo ancho de la solapa del saco o chaqueta.

Reconocer buenas corbatas azules

Al momento de identificar una corbata de calidad, el material es el aspecto más importante. El más común para una corbata es la seda. Algunos fabricantes intentan, por su parte, imitar el brillo de la seda con materiales como el poliéster. Desgraciadamente estos materiales brillan más de lo debido y proyectan mensajes erróneos. Cuando se tenga que elegir una corbata de poliéster (pues este tipo de corbatas tienen sus ventajas, por ejemplo su resistencia al desgaste y a la hora de limpieza) entonces se debe optar por la microfibra. Este último material tiene una confección más elaborada ya que el hilo es más fino. El brillo es mucho menor y tiene una óptica mucho más parecida a la seda que el poliéster convencional.

El siguiente punto a tener en cuenta es el acabado de la corbata. Si los bordes son lisos y acaban en picos puede que hayan sido plancharlos o que la corbata se confeccionó a máquina. Los bordes de las corbatas trabajadas a mano son más bien redondeados. En algunos modelos de corbata tejida a mano, además, sólo tienen puntos en la parte trasera que permiten que la corbata no se abra.

Corbatas Azules

La última prueba para la corbata: déjela que cuelgue para ver la caída. Tradicionalmente la tela de la corbata se corta de manera diagonal en dirección del hilo de la tela. Sólo de esta manera la corbata consigue la estabilidad necesaria.

Distintos Modelos de Corbatas

Las corbatas las podemos encontrar lisas o delgadas, a rayas, de algodón, tejidas y de moño. Algunos modelos pueden utilizarse todo el año sin problemas, mientras que otros están reservados para ocasiones especiales. De modo oficial, las corbatas pueden clasificarse generalmente de la siguiente manera:

  • Clásica o estándar: Este tipo de corbatas se ata normalmente al cuello a través de un nudo, mientras el resto cuelga a lo largo de la camisa para ocultar los botones. El extremo de esta corbata termina generalmente en una punta, y no debe tocar ni sobrepasar el cinturón.
  • Ascot: se describe como una corbata bien ancha, cuyos extremos se pliegan para brindar un aspecto más voluminoso. Generalmente, se suelen ocultar sus extremos dentro de la camisa o el chaleco, además de fijarse con un sujetador o alfiler. Eran muy populares en el siglo XIX y apenas se emplean en la actualidad, siendo un sinónimo extremo de moda y distinción.
  • De broches: Por lo general, se confeccionan en poliéster, y se trata de una corbata preanudada que se fija a la camisa directamente. Dado su carácter poco elegante, se considera que la corbata de broches está indicada para niños pequeños o bien para escenarios informales o de poca exigencia.
  • Corbata de lazo: también conocidas como corbatín o pajarita. Se enlaza alrededor del cuello de la camisa simétricamente y se resuelve con un lazo final en la garganta. Este tipo de corbata suele llevar un anudamiento complejo, por lo que muchas veces la encontraremos preanudadas y listas para sujetarse a la camisa.
  • Slim: Muy similares a las de tipo tradicional o estándar, las corbatas slim son muy utilizadas en la actualidad, y muestran un corte más estilizado o recto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.