Corbata Amarilla: ¿Cómo elegir la adecuada?

La corbata es una prenda de vestir que favorece, en el ámbito de la elegancia, a quien la porta. Está constituida por diversas formas y materiales.

Sus orígenes son del siglo XVII, en relación a la corbata moderna, pero hay registros históricos muchísimos más distantes. En el siglo II a. C., aparece en la Columna de Trajano de Roma, un soldado con un pañuelo en el cuello, que era usado por legionarios, haciendo referencia a una bufanda encargada de aislar la piel del roce de la armadura. Esto les protegía el cuello, aislando el roce del casco y la armadura. También se hacía uso de un elemento similar por parte de los oradores y mujeres de la nobleza.

Otra de las muestras hace referencia a los antiguos griegos, quienes poseían un elemento similar. La videncia de esto está en la estatua de la diosa Isis. También era común en el antiguo Egipto. Aunque, por supuesto, no era la modalidad de corbata que conocemos en la actualidad.

Las corbatas se presentan en distintos colores, que, a su vez, varía en tonalidades. En este artículo te hablaremos sobre una de las más llamativas, las corbatas amarillas. Te mostremos su simbolismo, las razones por las cuáles deberías escogerla y el conjunto de combinaciones que puedes darle.

¿Qué simboliza la corbata amarilla?Corbata Amarilla

El color amarillo es el color vivo de mayor calidad. Tiene cierta inestabilidad, no solo en su función sobre el papel, sino también con lo que llegan a inspirar. Es tanto, el color del optimismo, como el de los celos, envidia y enojo.

Las corbatas de color amarillo adquieren varios significados, dependiendo del contexto donde aplique. Usarlo en eventos concretos ayudará a orientar dicho significado.

Los emoticonos y smile-buttons usan el amarillo, por lo que, evidencian amabilidad. Tiene también el objeto de especificar energía, actividad y gozo de vivir.

Al formar parte de los colores claro y luminosos, el amarillo se encuentra emparentado con el blanco. Es decir, la percepción general que se tiene sobre él es demasiado similar. Mientras más amarillenta sea la corbata, más atractiva resultará para su espectador. Por supuesto, hay muchísimos aspectos que se deben considerar en torno a la tonalidad. La más importante de ellas es el sitio donde será usada, cuál es el objetivo y quién será el público más requerido.

Por cierto, el amarillo no solo cumple una función tan leve, como aquella dedicada a identificarse con el entorno, bien sea, en términos generales, o bien sea dentro de un contexto. Además de estimular la creatividad también lo hace con la reflexión y percepción.

¿Cómo se aplica el uso de la corbata amarilla para potenciar la creatividad?

A pesar de que resulte inverosímil, a simple vista, este color puede potenciar nuestra creatividad en momentos donde es preciso activar el hemisferio derecho del cerebro. Puede ser excelente llevarlo a una reunión donde se colocará a prueba la capacidad de resolución de problemas, similar a aquellas donde se busca seleccionar personal para áreas más complejas de una organización

La utilidad sería, en vista del potencial psicológico que posee el color, mirar a la corbata cuando tengamos que solventar o hacer frente a una pregunta que demande creatividad. Inmediatamente podríamos procesar un caudal de información que nos haría yuxtaponer las ideas lo más rápido posible.

Corbata Amarilla

¿Por qué se debe escoger la corbata amarilla?

La variedad de escenarios donde puede aplicarse es uno de los motivos, por no decir el más importante. No solo logra evidenciar un sinfín de hechos, en torno a lo que pueden inspirar a las personas, sino que también son útiles en lo que respecta potenciar el lado derecho del cerebro, tal como hemos planteado en líneas superiores. Por supuesto, éste último caso no es inverosímil. Hay una causa psicológica anclada a esto, se conoce en la ramificación de dicha ciencia como ‘la psicología del color’, donde se desarrolla las múltiples áreas que puede despertar, a nivel mental, un color.

¿Cuáles son las combinaciones de la corbata amarilla?

Hay muchísimas formas de realizar combinaciones de la corbata amarilla, invariablemente del hecho de que existan más de cien tonalidades de la misma. El traje azul marino, chaqueta marrón y traje gris siempre combinan. Son formas muy esenciales en lo que respecta una sustancial combinación.

A pesar de que pueden llevarse a cabo ciertas combinaciones como complemento a las diversas variaciones de tono en las corbatas, este trio son las más fundamentales.

Corbata Amarilla

Chaqueta marrón

A simple vista resultan muy complejas de combinar, ya que puede dar paso a ciertas discrepancias. En el acto, no es así. Siempre se da paso a un estilo sereno y armónico. La propuesta no suele ser clave en las personas, a pesar de que la combinación en el papel no sea favorecedora, en el acto sí lo es.

Traje gris

Es una bellísima opción. En relación al tono gris, mientras más claro sea, muchísimo mejor. Así pueden evitarse los desajustes bruscos en las tonalidades. De tratar de una tonalidad oscura del gris, la corbata amarilla no será una buena opción.

Escoger una camisa con rayas azules aclaras o, en la versión uniforme, de color celeste, se potenciará muchísimo más el resultado.

Traje azul marino

En los trajes grises no se aplica la misma metodología de los azules marinos. Mientras más oscuro sea el gris, mejor aún. Es previsible que el contraste entre el azul marino y el color amarillo sea de los más complementarios que existe. En cualquier caso, evidencia elegancia.

Chaqueta gris oscura

Está adecuada a una camisa blanca o lisa azul celeste. En la corbata debe de existir ciertos detalles, como estampados pequeños del mismo color que resalten ciertos aspectos o finas rayas de amarillo oscuro.

¿Hay más combinaciones que pueden hacerse con la corbata amarilla?

Sí, existen muchísimas más combinaciones que pueden ser llevadas a cabo con la corbata amarilla. Nosotros hemos proporcionado en este artículo las más importantes. ¿Te gustaría conocer algunas más? Puedes indagar en el resto de nuestras secciones, consultar libros y revistas, o bien, acceder a otras páginas en internet que te orienten sobre algunas alternativas. Este vídeo, por ejemplo, será de ayuda:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.